3.04.2017

Caracoles rellenos Zaldiaran


Caracoles rellenos Zaldiaran

Para empezar se limpian los caracoles por diferentes aguas con sal, en diversos procesos.

El siguiente paso es el ‘engaño’ del caracol. Se colocan en agua fría con fuego muy suave, se va calentando poco a poco el agua para que el cuerpo del caracol no se quede dentro y salga poco a poco. De modo que el cuerpo quede fuera y con toda la carne tierna.

Se vuelven a lavar y se cuecen con verduras (puerros, zanahoria, tomate, cebolla, pimientos), pimiento choricero, laurel, perejil…

Cuando están cocidos, se escurren y se guarda el caldo.

A continuación se rellenan con un salteado de perretxicos y un taco de jamón para enganchar el caracol.

Los caracoles se aderezan con una salsa realizada con un triturado del sobrante de las verduras del caldo, además de ajo, cebolla, salsa de tomate natural, bacon, jamón, perretxicos, y el propio caldo de la cocción.

 

Cuando la salsa está elaborada, se sirve con los caracoles rellenos.

Volver al listado de noticias